Bocachico

De Patrimonio Alimentario
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Nombre científico

Prochilodus nigricans (PROCHILODONTIDAE)

Otros nombres locales

Achuar (Achuar chicham): kanka

Cofán (A’ingae): avu

Kichwa (Kichwa): mijanu, challuwa

Secoya (Paikoka): suara

Siona (Baicoca): yo hau’i

Shiwiar (Shiwiar chicham): kagka, namak

Shuar (Shuar chicham): namak, kanga

Waorani (Waotededo): kedemene, kawime

Zápara (Záparo): shirityunaka

Ancestralidad

Es un pez nativo de los trópicos del norte de Sudamérica, se encuentra distribuido a la largo del río Amazonas y sus afluentes (Froese & Pauly, 2016).

Forma de obtención

Pesca. Los pescadores expertos tienen la costumbre de realizar varias actividades para la pesca, una de ellas es la chikta, que consiste en secar el brazo de un río para poder pescar; otra es botando atarrayas al río, la atarraya es una red que tiene unas bolitas de plomo en el borde para generar peso, se lanza al río y se jala luego de algunos minutos; otro sistema es colocando redes en las partes hondas. Lo más notorio de estos meses de pesca, es que en el caso de los Kichwas, cambian sus actividades e interrumpen los trabajos cotidianos en las huertas y se dedican a la pesca; llaman a los familiares de otras comunidades para hacer la chikta. Se convierte en un tiempo de interacción familiar. Sin embargo, cuando el río está crecido ya no pescan (Grefa, entrevista, 2016; Alvarado, 2012, p. 146). Los Secoya cuentan que los bocachicos vienen del Amazonas hacia la cabecera cantonal en contra de la corriente, se les va pescando durante todo el trayecto hasta que llegan hasta la laguna Limoncocha. Después se van hasta Puyo por el río Napo, allá están los más grandes. Prefieren siempre el bocachico por su sabor, a pesar de las espinas que posee (Medina, entrevista, 2013). En en caso de los Shuar, pescan de noche con trampas y redes; antes usaban dinamita lo que en la actualidad está prohibido (Kañiras L., entrevista, 2016). Los Zápara pescan también con red, pero prefieren pescar en las lagunas (Mukushiwa, entrevista, 2016). Los Cofán, pescan bocachicos pequeños con anzuelo y los colocan en piscinas, donde los mantienen hasta que maduren (Deskance & Kieta, entrevista, 2016).

Descripción

Son peces de río bastante apetecidos y uno de los grupos más abundantes de la Amazonía, como su nombre lo dice tienen una boca pequeña, muy carnosa y unos pequeños dientes afilados. Pueden medir más de 50 cm. de longitud, su coloración es plateada con aletas rojizas o amarillentas (García, 2012). Los bocachicos son importantes en la cadena alimenticia, ya que convierten en proteína animal los detritos, es decir: algas, lodo y otros microorganismos acuáticos. Frecuentemente se encuentran en grupos grandes de individuos; nacen en las grandes lagunas y migran grandes distancias entre las tierras bajas de la Amazonía y el piedemonte andino (JPG, 2011). Durante su proceso de crecimiento viajan en grupos (cardúmenes) río arriba por el Amazonas hasta la laguna de Limoncocha, especialmente en los meses de mayo, junio y julio, que es la época de lluvias frecuentes; el viaje puede durar hasta un año. Los hijuelos conocidos como mijanus corren el riesgo de ser atrapados por los humanos. Los que logran pasar la acción de los pescadores alcanzan la etapa adulta y estarán listos para su reproducción el próximo año (Alvarado, 2012, p. 146). Según el conocimiento Kichwa amazónico, la anaconda challwa amarun o challwa mama es la protectora de los bocachicos; por eso cuando los bocachicos llegan a la edad adulta van a la misma laguna donde habita la anaconda para reproducirse. Los lugares más frecuentes donde depositan sus huevos son las lagunas de Limoncocha (ubicada en la Provincia de Sucumbíos) y Pañacocha (laguna grande del río Napo, ubicada en la Provincia de Orellana). Cuentan que los bocachicos después de la fecundación tienen taponado su órgano de apareamiento con la hoja de “hoja de la orilla” o yakuyutsu. Solo el día de la expulsión de los huevos se destapa, ayudados por la misma challwa mama, y es por esto que no pueden reproducirse en cualquier lugar. Después de la reproducción, se quedan en esas mismas lagunas donde cumplen el resto de su ciclo de vida. Se estima que su tiempo de crecimiento hasta la etapa de adultez es de un año. Cuando ya son adultos y/o viejos toman un color amarillento (Alvarado, 2012, p. 146). Estos peces aportan significativamente a la pesca artesanal de subsistencia y comercial en la Amazonía.

Zonas de producción

Los bocachicos se encuentran ampliamente distribuidos a lo largo de la Amazonía. En la cuenca del Pastaza se han registrado individuos en ríos grandes como el Pastaza y el Palora, hasta los 1000 metros de altitud (Rivadeneira Anderson, & Dávila, 2010, p. 27).

Calendario Agrofestivo

Según la nacionalidad Waorani, la época más propicia para la pesca es entre agosto y septiembre. En el resto de meses si se pesca pero mucho menos (Cawetipe et al., 2012, p. 248). Los Zápara en cambio, tienen un menú festivo para la fiesta principal del año: la fiesta del mono gordo que es en el mes de mayo. Esta fiesta dura cinco días, y en ella se come mazamorra de bagre, bocachico y jandia mezclados (Grefa Ushigua & Ushigua, 2012, p.190). Los Secoya, en cambio, consideran que en marzo es la temporada de pesca porque están más grandes los bocachicos (Medina, entrevista, 2013). Los Kichwa piensan que es temporada de bocachico cuando hace mucho frío por las noches (Alvarado, 2012, p. 414) y consideran que el mes de febrero es cuando más bocachicos se encuentra, incluso le conocen a este mes como mijanu (Tanguila, entrevista, 2016).

Usos gastronómicos

La gente de todas las nacionalidades indígenas y mestiza preparan varios platos con este pez, en general se preparan maitos, caldos y ahumados, también se utilizan los huevos, sobre todo preparados en maito. Los Kichwa además preparan el locro de pescado ahumado y la uchumanga (Alvarado, 2012, p. 414). Los Waorani preparan el bocachico asado (Cawetipe et al., 2012, pp. 252-254), y los Zápara preparan inijraicha, una especie de mazamorra de yuca y pescado (Grefa Ushigua & Ushigua, 2012, pp. 187-189). Los Shuar lo consumen únicamente en caldo (Chiriap Tsenkush, 2012, p. 154).

  • Ver ficha

Propiedades

Los pescados se caracterizan por tener un alto aporte calórico; y por ser un alimento de mejor calidad nutritiva que los mamíferos, sus grasas son más digeribles y tienen una alta concentración de minerales como el calcio, selenio y otros muy importantes para el buen funcionamiento del cerebro y sistema nervioso. Es rico en vitaminas A, D, E y B6, B12, indispensables para la fortaleza del organismo y la defensa contra las enfermedades (Naranjo, 2007, p. 184). Según la nacionalidad Waorani, los padres y madres de un niño recién nacido deben comer bocachico para que tenga una dentadura fuerte (Cawetipe et al., 2012, p. 258).

Variedades y estado de conservación

Según la perspectiva local, sigue siendo una especie común pero si consideran que ha bajado un poco su afluencia, antes se pescaban más grandes y en mayor cantidad (Jaramillo, entrevista, 2016).

Bocachico.png










Referencia fotográfica

Bocachico.